English
- Français - Português 

La Espiritualidad de Santa Cruz

Muchas veces la gente nos pregunta cuál es nuestra espiritualidad, y a decir verdad nosotros en Santa Cruz también nos hacemos esa pregunta con frecuencia, no porque no tengamos o no conozcamos nuestra espiritualidad, sino porque nuestro fundador el Padre Basilio Moreau, a diferencia de otros fundadores que establecieron una espiritualidad bien elaborada y estructurada, nos legó elementos  de una espiritualidad que la Congregación y cada uno debe desarrollar y encarnar en la realidad que le toca vivir.

Esta es una gran responsabilidad para los que nos unimos a la gran familia de Santa Cruz, y aunque por esta libertad corremos el riesgo de dedicar toda nuestra energía a la actividad, y no desarrollar nuestra espiritualidad, que es la que hace de nuestros esfuerzos una vocación, también en esta libertad encontramos la riqueza de una comunidad llena de diversidad donde nuestras diferencias son un don para ofrecer en nuestro servicio.

¿Qué es una espiritualidad? Es quizás lo primero que debemos preguntarnos, y a decir verdad, todos tenemos ya alguna idea de espiritualidad cuando preguntamos por la espiritualidad de Santa Cruz.  En el fondo preguntamos por dos cosas: por aquello que como comunidad nos anima a caminar en las huellas de Jesús, y por aquello que Dios nos ha regalado para compartir con los demás acompañándolos en su propio caminar.

Una espiritualidad es en el fondo el punto de partida desde el cual caminamos al encuentro del Señor, y la forma en que hacemos ese caminar.  Es claro que como cristianos, ese punto de partida y ese camino es el Evangelio, sin embargo el Espíritu va suscitando, a través de la historia diversas formas de vivir y encarnar ese único evangelio, formas que destacan ciertos elementos y valores dentro del contexto de la totalidad de su mensaje de salvación.

Para nosotros esa espiritualidad se puede traducir hoy en 4 elementos fundamentales que nos ha legado nuestro fundador y todos aquellos que antes que nosotros caminaron por estas huellas.