Misión de Santa Cruz en Chile
Nuestra Historia
Religiosos de Santa Cruz en Chile





   

Av. Egaña 940 Peñalolén  Teléfono (56-2) 222 68 000

 









   

contador de visitas
Visitas
REFLEXIONES

¿QUÉ SIGNIFICÓ PARA MÍ LA JMJ RÍO 2013?

Por: Camila Aguiló, alumna 3º Medio en el colegio Nuestra Señora de Andacollo

Mi nombre es Camila Aguiló, curso,  y en julio pasado, participé en la Jornada Mundial de la Juventud,  Río 2013.

ELa jornada trae muchas sensaciones y sentimientos a mi mente,  recuerdos, personas, lugares, mensajes y testimonios,  pero también todo el camino que recorrimos para llegar a ésta.

Todo partió el 2012 cuando en clases de matemáticas nos avisan que ya habían anunciado los seleccionados para ir a Río  de Janeiro 2013.  En ese momento mi corazón se aceleró, con Tomás un compañero le pedimos permiso al profesor para salir y ver si estabamos seleccionados, bajamos corriendo y al llegar al diario mural de la pastoral y ver la hoja que tenía los nombres de los que irían el nerviosismo nos invadió, pues sólo pensar que tal vez nuestros nombres estarían allí escritos nos abría un mundo de esperanzas, nos imaginábamos ya en Río, viviendo todas las experiencias que la jornada ameritaba, luego de unos largos minutos nos decidimos a comenzar a leer los nombres que aparecían y ¡sorpresa! allí estaban los nuestros y para ambos fue inevitable gritar. En ese momento comenzó todo.

El 2012 y la primera mitad del 2013 fueron meses de mucho trabajo, de reuniones semanales, de actividades para juntar dinero, bingos, rifas, completadas, fue un tiempo para conocer a los demás compañeros que viajarían, de planear cosas pero jamás imaginamos lo que en Río nos esperaría.

El mes de Julio se pasó demasiado rápido, en un abrir y cerrar de ojos ya era 19 en la noche y al otro día viajabamos, nunca pensé con lo que al día siguiente me encontraría.

La JMJ Río 2013 desde el primer día cambió nuestras vidas,  Llegamos a una parroquia donde nos recibieron con cantos, gritos, abrazos y  gente que jamás nos había visto en nuestras  vidas. Nos dividieron en grupos y nos destinaron a familias. Yo estuve en dos familias, y no puedo estar más agradecida de ambas. La segunda familia que nos acogió fue con la que más compartí.  El solo hecho que gente te dé  todo lo que tiene , te reciba en su casa sin siquiera saber tu nombre y te  trate como un integrante más de su familia desde el primer día  no tiene precio… La JMJ Río 2013 para mi significó un cambio en mi vida, las experiencias que viví (que la verdad no puedo resumir en una hoja), los mensajes del Santo Padre, la acogida de la familia, los amigos que conocí, las caminatas, los gritos, cada “C-H-I”, cada dinámica, cada catequesis, se quedaron  grabados en mi corazón. Cada día aprendí algo nuevo, cada día conocí algo nuevo y cada día me convencía más que ese era el lugar exacto y el momento exacto en el que yo debía estar.

Ahora puedo pensar las cosas con más claridad y me atrevo a decir que esta ha sido la experiencia más linda y significativa de mi vida, creo que nunca había imaginado conocer tantas personas que nos darían tanto amor de forma gratuita, sin esperar nada a cambio y sin ninguna obligación. Agradezco a cada una de las personas que compartió conmigo en este hermoso camino, cada uno le sumó un granito de arena a esta experiencia de fe, los monitores, mis compañeros, las familias, los amigos, los voluntarios, y tantas personas que hicieron esto posible.

Creo que volver a Chile no fue el término de la jornada, sino el inicio del segundo capitulo de ésta, ir y hacer discípulos a todas las naciones, ser misioneros SIEMPRE  es nuestro primer llamado, nosotros fuimos los escogidos por Dios para vivir esta experiencia y transmitir el mensaje, para decirle a todos que cambiar el mundo es posible y que depende de cada uno de nosotros contestar el llamado de Cristo, vayan ahora y sean discípulos en todas la naciones…


Noticias Anteriores