Misión de Santa Cruz en Chile
Nuestra Historia
Religiosos de Santa Cruz en Chile





   

Av. Egaña 940 Peñalolén  Teléfono (56-2) 222 68 000

 









   

contador de visitas
Visitas
REFLEXIONES

MI TESTIMONIO – CANTIAMO 2013

Cuando me preguntaron si podía hacer el testimonio entré en pánico, pero me sentía feliz, e incluso honrado. Nunca he sido bueno para escribir, pero apenas empiezo las palabras se escriben solas. Este año sentí la magia de misiones con aun más fuerza que el año pasado, y sentí la presencia de Dios en cada paso que di, cada casa que misione,  cada sonrisa que logre hacer llegar a los labios de las personas.    Cristóbal Muñoz.

Estando ahora en mi segundo año ya tengo más recuerdos de los que puedo contar, pienso en que quiero decirles aquí y son tantas cosas que me tengo que alejar de mi comunidad unos momentos para poder ordenarlas. En la tranquilidad de Cantiamo, viendo como el sol ilumina las muchas lomas por las que estuve caminando estos últimos 7 días de misiones, me doy cuenta de que he vuelto a ser misionado por el cariño de la gente de Quilacahuín, y espero haberles entregado tanta alegría como ellos a mí.

Una vez más, me he enamorado de una comunidad que parece como si se tomaran piezas de puzles distintos y no solo encajaran, sino que además la imagen estuviera llena de amor, confianza, y cariño. Quiero darle las gracias a cada uno de ellos por hacer tan especiales estas misiones. A la Michelle, por todo lo que nos hace reír con una simple mirada. A Jeria, por todos los momentos chistosos que nos hizo pasar. A la Ina, por su alegría, entusiasmo y una risa pegajosa que nos alegraba el día. A la Carmen, por ser mi compañera en mi primer año de coro, y cantar con tanto entusiasmo como poca afinación tenemos los dos. A la Dani, por su ternura y preocupación, y por estar siempre dispuesta a ayudar al resto. A Mikely, por toda su comprensión y ayuda, y por mantenerse siempre en sintonía con nosotros. A la Fer, por su cariño y compañía, y por un botiquín que estuvo siempre abierto a cualquiera que lo necesitara. A la Emi, por ser una de esas personas únicas que te hacen sentir especial cada vez que te hablan. A Chris, por ser un guía que nos ayuda a encontrar el camino hacia Dios, y al mismo tiempo llenarlo de alegría y risa. A Nicolai, por entenderme en todo momento, y por saber exactamente que decir para hacernos reír. Finalmente, pero más importante que nada, al equipo, porque fueron ellos los que hicieron que estas misiones fueran posibles. A Carlitos, por dar lo mejor de sí en todo momento, por ser sincero con nosotros, y por encargarse de que todo saliera de la mejor forma posible. Para la Feña, necesitaría otro testimonio para decirle lo importante que es para mí, pero resumiendo, le doy las gracias por su preocuparse de que todos lo estuvieran pasando bien, por toda la paciencia que nos tuvo, y lo más importante, gracias por hacerme sentir tan especial compartiendo tu ultimo año 2 veces conmigo.

Le doy las gracias a dios por haberme elegido este camino para fortalecer mi fe, mientras vivo momentos inolvidables. Las misas en misiones tienen un poder que solo puedo comparar con una misa de pascua de resurrección, u otra igual de importante. Las canciones se cantan con más entusiasmo que en cualquier otro lado, las oraciones se dicen con más fuerza y conciencia, y es una instancia en la que se puede aprender mientras se intenta de coordinar todo para que salga bien.

Misiones es un momento para crecer en todos los sentidos posibles, para hacer amigos que duran toda la vida, y para encontrar a Dios en los pequeños actos del día a día. Nos ayuda a recordar cuál es la verdadera razón por la que creemos y por la cual intentamos de seguir el camino que nos parece el más correcto.

Llegando al final de este testimonio me pregunto qué es lo que verdaderamente quiero con todo lo que les he dicho, y me doy cuenta de que quiero que todos los que están ahora en esta iglesia se enamoren de misiones de la misma forma que yo lo hice, y no solo quieran volver el próximo año, sino que también quieran invitar a todos sus conocidos para que puedan sentir lo mismo que todos nosotros sentimos en la última semana.

Muchas gracias a todos por hacer posible esta misión Quilacahuín 2013


Noticias Anteriores